Recuperar y aprovechar la intención de compra del viajero en nuestra web es el mensaje que abandera el Efecto Billboard. Tecnología, “seducción” y sentido común dentro del aprovechamiento de un tráfico a bajo coste.

El “Efecto Billboard” fue un concepto acuñado por Chris Anderson, Profesor de la Universidad de Cornell, a partir de un trabajo realizado donde analiza la relación entre un grupo de alojamientos y la OTA Expedia. El experimento denominado como “Efecto Billboard” consistía en que durante 3 meses se conectaban y desconectaban los hoteles publicados en Expedia para ver su efecto en las ventas directas. Los resultados fueron que se incrementaron en un 20% las ventas directa cuando los hoteles aparecían en los listados de Expedia.

Las #VentasDirectas incrementaron el 20% cuando los #hoteles aparecían en los listados de @Expedia. Clic para tuitear

Podemos plantear un escenario de análisis del mercado desde la perspectiva del viajero en el que las OTAS son inmensos escaparates en Internet. Tanto el Grupo Priceline (Booking.com) como la compañía Expedia (Trivago, eLong, Hotels.com) son dos de los principales clientes de la plataforma Google Adwords, por lo tanto hay una enorme relación de interés por ambas compañías asociada a un gasto en el uso de su tecnología.

Situación del mercado con respecto al Efecto Billboard

Partimos desde la convicción de que las OTA´s son, sin duda alguna, las plataformas de viajes más visitadas. Tanto en fases de investigación e inspiración como en la toma de decisión final de reserva, según la universidad de Cornell, el 30% de todas las visitas a los sitios de viaje se producen a través de estos canales. Teniendo en cuenta que la relación OTAS-Web del hotel es toda una realidad, esta tendencia sigue teniendo vigencia a nivel de resultados. Según un nuevo informe de la Universidad de Cornell: “El Efecto Billboard: Still Alive and Well” nos sugiere que la influencia del efecto sólo ha disminuido en un 10% en los últimos años, encontrando que el 65% de los consumidores que reservan directamente con un hotel ha visitado una OTA antes de la compra. Esto se puede comparar con el 75% del 2011. Además, esto se puede contrastar con información de la plataforma Google donde se encontró que más de la mitad de todos los viajeros visitará el sitio web de un hotel después de verlo en una OTA.

Aprovechar nuestros medios para potenciar las reservas directas

Esta información se resume en que los hoteles necesitan tratar su perfil de OTA como una extensión de su página web, de forma que estos serán unos canalizadoras perfectos de tráfico directo que terminarán reformulándose en reservas a bajo coste. Por lo tanto, desde BEONPRICE os damos algunas recomendaciones para aprovechar al máximo el Efecto Billboard y poder traducir el tráfico de la OTA en reservas directas:

1. Conectar a los usuarios con los contenidos generados por el hotel.

Tener la capacidad de generar una información lo suficientemente atractiva para captar la atención del usuario es una de las principales funciones que debemos adoptar a través de la web de nuestro alojamiento.

Este espacio debe de ser un canalizador de información local que ayude a conectar usuarios y destino turístico. Transmitir la realidad del lugar, facilitar la reserva y mostrar nuestro alojamiento como parte del lugar será imprescindible para aprovechar al máximo el Efecto Billboard.

2. Uso de promociones para cerrar la reserva.

Cuando un potencial cliente visualiza las tarifas de nuestros alojamiento, a través del motor de reservas, es importante que la funcionalidad sea sencilla y agradable para el usuario. Debemos contar con un buen motor de reservas para destacar ofertas especiales, ofertas de última hora,  descuentos de reserva anticipada o paquetes particulares. Esto creará un impulso de compra y dará al viajero un incentivo adicional para comprar.

3. Optimización de la web para la venta.

Contar con una web tanto estética como operativamente renovada y actualizada es imprescindible. Factores como la usabilidad, la adaptación a dispositivos móviles o incluso la optimización SEO facilitarán la búsqueda de la web en buscadores y motivarán el retorno del usuario. Además, estos factores serán determinantes para que se termine convirtiendo visitas en reservas.  Si tanto la web estética como la mecánica asociada a la reserva, a través del motor, funciona de manera óptima, existen herramientas para la recuperación de reservas que conviene tener en cuenta.

4. Ofrecer un valor añadido al usuario en tu web.

Teniendo muy presente la relación que se establece con la paridad de precios se puede aprovechar nuestro producto para ofrecer promociones que den un valor añadido al usuario. En tarifas similares, ofrecer ventajas como el Late Check-out o el desayuno incluido facilitará la reserva del viajero frente al coste que supone la reserva a través de la OTA.

5. Aprovechar el balance de reservas nacionales e internacionales.

Analizar el equilibrio entre reservas nacionales e internacionales, y la relación que se establecen entre reserva directa y reservas a través de OTA´s, es muy significativo. Puede ser previsible que los viajeros internacionales se sientan más cómodos reservando en OTA y que los viajeros nacionales tengan menos reparo en reservar directamente en la web o incluso a través del teléfono.