Iniciar sesión

El Revenue Management nunca para

por Neville Isaac

                        Esta semana, pensamos que sería una buena idea echar un vistazo a lo que está sucediendo a medio y largo plazo. Dado que todos los hoteles en España ahora están cerrados hasta el final del estado de emergencia, hemos tomado nuestro punto de partida como 01 de mayo, tradicionalmente un fin de semana festivo ocupado.

                        Además de actualizar los datos de cancelaciones y ocupación que hemos estado informando en posts anteriores, esta semana también analizaremos la información de precios. En este caso, hemos tomado la tarifa pública más baja disponible para cada establecimiento y hemos calculado un precio promedio por día. Analizaremos cómo se ve afectada la demanda a medio y largo plazo, y también qué impacto tiene la situación de la demanda en los precios.


                        En primer lugar, echemos un vistazo a Madrid 

                        En el siguiente gráfico podemos ver el nivel de ocupación on the books en comparación con el mismo momento del año anterior 2019. La línea discontinua (en azul) muestra la situación de ocupación on the books hace 1 semana. Desafortunadamente, lo que muestra esta línea es que estamos en una situación de pick-up negativo: hay más cancelaciones que reservas. Esto es más evidente en el mes de mayo, donde vemos un descenso de los niveles de ocupación hasta prácticamente el final del mes. A partir de mediados de junio en adelante, la situación no parece haber cambiado significativamente; esto sugeriría que si bien las personas no están reservando viajes para estas fechas, tampoco están cancelando reservas a largo plazo en este momento, presumiblemente esperando ver cómo se desarrolla la situación con el COVID-19 en las próximas semanas.















                        Veamos ahora las estrategias de precio públicas en el destino para los próximos 6 meses. 










                        Lo que podemos ver aquí es un patrón de precios típico para una ciudad como Madrid, con un precio ligeramente más bajo en los meses de verano, luego alcanza su punto máximo en septiembre / octubre para cubrir eventos habituales en la ciudad.

                        El aspecto realmente interesante a tener en cuenta en este caso es que los precios para mayo y junio son prácticamente idénticos, aunque, como hemos visto, el comportamiento de la demanda es completamente diferente. Si bien de ninguna manera recomendamos entrar en una guerra de precios, parece que los Revenue Managers en Madrid ya deberían tener en cuenta los nuevos patrones de demanda y ajustar sus precios en consecuencia para captar las pocas reservas que se estén moviendo en el mercado.


                        Veamos algunos datos para Barcelona 

                        Primero, el nivel de ocupación on the books en comparación con la semana pasada y en el mismo momento del año pasado.




















                        Si bien el panorama general es similar al de Madrid, con pick-up negativo en mayo y no hay demasiadas cancelaciones desde mediados de junio en adelante, hay algunas diferencias apreciables: la brecha entre este año y el año pasado es enorme, y continúa siéndolo hasta casi el final de Junio, lo que sugeriría que el destino puede tardar un poco más en recuperarse.

                        En cuanto a la estrategia de precios, la imagen que nos dan los datos es esta:












                        Nuevamente, podemos ver poca reacción en términos de precios, incluso con los cambios en la demanda. En mayo, por ejemplo, también vemos picos de precios para el fin de semana de F1 (8 y 09 de mayo), aunque este evento ya se ha pospuesto.


                        Teniendo en cuenta estos datos, desde Beonprice os proponemos las siguientes recomendaciones:

                        Claramente, no hay nada que podamos hacer en el corto plazo, puesto que los hoteles están cerrados por decreto gubernamental. Sin embargo, esto significa que los equipos deberían prestar atención al medio y largo plazo:

                            1. En el medio plazo, ajusta tu estrategia de precio en función de la nueva situación de demanda. Esto no significa volverse loco y tirar los precios, pero sí significa precios orientados a la venta. Permanece atento a las actualizaciones sobre prohibiciones de viajes, cierres de hoteles en sus mercados nacionales e internacionales, ya que esto puede afectar.

                            2. Presta especial atención a los eventos. En la actualidad, muchos eventos se están cancelando, posponiendo o celebrando sin público, lo que obviamente tiene un impacto en la demanda. La mayoría de los hoteles fijan precios altos para estas fechas de exceso de demanda con suficiente antelación. ¿Has revisado tus precios para estas fechas para verificar que todavía tiene sentido?  

                           3. No realices cambios drásticos en tu estrategia a largo plazo. Sigue atento al desarrollo de las noticias y simplemente asegúrate de ofrecer suficiente disponibilidad de inventario en todos los canales.

                        Y recuerda:

                        ¡¡El Revenue Management NUNCA para!!





                        Suscribete a nuestro newsletter

                        We give you the facts, you set the prices

                        Suscribir