Iniciar sesión

El Revenue Management y la gestión sobre la rentabilidad del alojamiento

por Beonprice

El Revenue Management y la gestión sobre la rentabilidad del alojamiento

Una ocupación al 100% no tiene porque ser el camino más rápido a la rentabilidad de un alojamiento. 


Existen situaciones en las que un hotel funcionando al 70% puede ser tan rentable o más que un hotel completo. 


Según un estudio de la compañía STR realizado en 2016 y publicado en Hotel News Now, podemos afirmar que la ocupación óptima de los hoteles para obtener el máximo beneficio está entre el 75% y el 85%, siendo más allá del 85% donde se produce un aumento de costos que comienza a tener un impacto negativo sobre el beneficio.


El departamento de Revenue Management debe entender cuando alcanzar el pico donde se ubica el beneficio bruto de la explotación. Este será previsiblemente mayor para hoteles de lujo debido al coste de su producto y menor, por presupuesto, para alojamientos de categoría media dado que el servicio que ofrecen es más limitado. Entender este punto de inflexión debe ayudar en la gestión del hotel y en la toma de decisiones sobre tareas tan importantes como la fijación de precios, las campañas con ofertas y descuentos o el cierre de determinados canales en momentos clave del año. Según un informe de la compañía Kalibrilabs, se extrae que en 2015, concretamente en los hoteles de EE.UU., se produjo un descenso del 0,4% en la captación de ingresos, teniendo incluso en cuenta los costes de adquisición. Para que nos demos cuenta de hasta qué punto estos pequeños márgenes son importantes, podemos ver un ejemplo claro en una caída en la captación de ingresos del 83,2% en 2014 y del 82,8% en 2015 que representó $600 millones en ingresos perdidos en EE.UU.


Gráfica mercado 2014 - 2015



















Motivos por los que los RMS son clave en la gestión del alojamiento


La forma más rentable para maximizar el beneficio del hotel no tiene porque implicar varios millones de euros o de dólares de inversión en la propiedad. Se trata más de una cuestión de invertir en datos. La utilización de los RMS (Revenue Management System) ayuda a predecir la demanda para mejorar la gestión del hotel, trazar patrones de consumo de viajero y maximizar los ingresos asociados a la optimización en la rentabilidad de las reservas. Esta apuesta es posible tras sofisticados algoritmos que facilitan la toma de decisiones centradas en el consumidor y consiguen integrar los datos asociados al alojamiento. De esta forma, es posible canalizar la inteligencia de mercado adquirida para predecir la demanda y proporcionar recomendaciones específicas de fijación de precios para así ayudar a los hoteles a maximizar los ingresos y favorecer la fidelización de los viajeros. De este modo, el precio de una habitación de hotel puede oscilar en relación a la confianza del mercado y a la oferta/demanda.


Las mejoras sobre pequeños cambios porcentuales pueden tener un gran impacto tanto de forma positiva como negativa. Tener en cuenta una estrategia más sistemática o pormenorizada para la fijación de precios, utilizando conjuntos de datos para guiar un enfoque abierto de precios, repercutirá directamente sobre el beneficio.


En Beonprice tenemos un porcentaje medio de mejora de un 11% sobre el resultado que se estaban consiguiendo anteriormente a la herramienta. Por lo tanto, si revisas tu cuenta de resultados verás que puede ser muy interesante comenzar a utilizar  con este tipo de tecnología.

Suscríbete a nuestra newsletter

Descubrirás todas las tendencias de Revenue Management en la industria hotelera que necesitas.

Suscribir