Iniciar sesión

Ventajas de trabajar con un RMS en tu alojamiento

por Beonprice

Ventajas de trabajar con un RMS en tu alojamiento

Partimos del concepto RMS (Revenue Management System) como un sistema de gestión de ingresos inteligente, utilizando principalmente la oferta de habitaciones de hotel y la demanda para recomendar el precio óptimo en el que se deberían vender las habitaciones o del tipo de unidad alojativa de que se disponga.

A día de hoy, no es difícil encontrar pequeños hoteles independientes con equipos de gestión que creen que “tener pocas habitaciones” significa que su propiedad “no necesita un sistema de gestión de ingresos” RMS. En condiciones muy similares a los grandes hoteles, los pequeños alojamientos están generando datos constantemente. Este hecho se acentúa si la propiedad tiene un restaurante, spa, bar u otras fuentes secundarias de ingresos. Sin la automatización, es difícil compilar y analizar toda esta información de forma continua para que pueda sintetizarse en la mejor tarifa, en el momento correcto y para el viajero adecuado.


Los hoteles con menor capacidad de gestión tienen menos recursos y difícilmente tienen un profesional dedicado a temas de Revenue Management. Esta estrategia se delega al director comercial, departamento de marketing o al propio jefe de recepción. Esta acción suele desembocar en tarifas fuera de mercado tanto a la alza como a la baja, dejando a este tipo de alojamiento en una clara desventaja competitiva. A su vez, la gran cantidad de factores que intervienen en el proceso de reserva se vuelven complicados de implementar en la prospección y el análisis del mercado. La gestión manual se convierte en una práctica ineficiente dado que los datos del alojamiento vienen de multitud de fuentes, cambian constantemente y son críticos para tomar las decisiones oportunas en cuanto a tarificación. Las herramientas de gestión RMS se convierten en una solución tanto para optimizar las estrategias de precios y disponibilidad para grandes hoteles cómo para automatizar tareas en alojamientos con menos recursos, con una capacidad de rendimiento muy alta. Aquí os presentamos 6 razones para elegir este tipo de sistemas como base de la estrategia de tu alojamiento:


  • Evitar errores que supongan un alto coste para el alojamiento.

Los sistema RMS trabajan con millones de datos y realizan previsiones de demanda basadas en algoritmos complejos. Esto hace que tengan en cuenta datos externos para tomar decisiones de precio y disponibilidad. A su vez, tienen en cuenta el valor de la demanda para proporcionar recomendaciones y modificarla en el caso que sea necesario.


  • Competencia en igualdad de condiciones entre alojamientos independientes y de cadena.

Los hoteles y otros modelos de alojamiento de cadena utilizan sistemas RMS propios. Los alojamientos independientes jugarían en desigualdad de condiciones si no pudieran acceder a este tipo de herramientas. El uso de los gestores de RMS facilitan el acceso a los datos y a una tecnología que de otra forma sería inviable. Las ventajas competitivas se reducen entre los diferentes tipos de alojamiento y su mercado.


  • Entender la demanda del mercado a través de las previsiones analíticas.

Independiente del tipo de alojamiento, los sistemas RMS facilitan el reconocimiento de la demanda actual, demanda que está por venir y de las plataformas donde se terminan conformando las reservas. Este hecho posibilita establecer la tarifa acorde al cliente adecuado, en el momento oportuno y a través del canal conveniente.


  • Encontrar el equilibrio entre la rentabilidad y la duración de la estancia.

Tanto si se dispone de un gran número de habitaciones como si hablamos de un número reducido, gestionar el ritmo de reservas y su conversión de manera óptima es un proceso crítico para el alojamiento. Se busca aceptar la demanda más interesante sobre fechas de llegada y duración de estancia. Todo esto es totalmente opuesto a una demanda de última hora basada en aceptar tarifas por debajo del precio del mercado.


  • Niveles de personalización adecuados a la demanda.

Los sistema RMS ofrecen información sobre el comportamiento del cliente y permiten que el alojamiento pueda ofrecer una oferta más adaptada a sus necesidades. Por ejemplo, hay clientes que prefieren tarifas aplicadas a cada noche de la estancia y otros que se inclinan por tarifas totales a través de las cuales tener una estimación total del producto.


  • Centralización de la información en una sola herramienta.

El hecho de no tener una herramienta que centralice un filtro de toda la información que recibe el alojamiento desemboca en unos resultados desestructurados e incompletos. Los RMS focalizan su atención bajo un sistema englobando tanto su propia actividad como la de su competitive set. La interpretación de la información facilitará la toma de decisiones y, por lo tanto, la mejora de los resultados.


La utilización de los sistema RMS ayuda a hoteleros y gestores de alojamiento a tomar decisiones basadas en datos reales. Un gran aliado para basar las decisiones en un análisis del mercado en tiempo real. La gestión del Revenue Management ha pasado de ser “un arte” a poder considerarse como “una ciencia”, las decisiones se contrastan y se ejecutan, siempre medidas sobre un punto de vista privilegiado del mercado. En Beonprice trabajamos para facilitar la labor de gestión del Revenue haciendo, a la vez, que el cliente pague el precio óptimo y salvaguardando el equilibrio de un mercado cada vez más competitivo.

Suscríbete a nuestra newsletter

Descubrirás todas las tendencias de Revenue Management en la industria hotelera que necesitas.

Suscribir